¿Cómo mejoramos el día a día del Gestor Energético Municipal?

Nuestro equipo es consciente de la importante labor de los técnicos de Ayuntamientos, Diputaciones y otras Administraciones Públicas en optimizar el presupuesto energético de su entidad. Por ello, implementamos mejoras continuas e innovaciones en nuestra herramienta de contabilidad energética para facilitar al máximo su día a día.

Día a día conocemos grandes éxitos en el ahorro energético municipal, inversiones para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones públicas y grandes iniciativas para impulsar la consciencia social de la necesidad de una nueva manera de gestionar la energía.

A continuación, en este pequeño artículo, detallamos las aportaciones que realizamos al trabajo que Gestores Energéticos y Técnicos Municipales realizan en cuestiones de contabilidad energética.

1. Validación de facturas de electricidad y agua

Esta es una de las tareas más arduas de realizar, ya que se trata de contrastar lo que las compañías comercializadoras facturan al Municipio con las particularidades de cada contrato, su consumo energético real y las circunstancias particulares de cada caso. Para ello, hay que disponer de los conocimientos en contabilidad energética, un sistema de telelectura de contadores que provisione la medida real y un software de gestión energética con información fiable para contrastar todos los datos.

2. Reclamación de facturas

Una vez detectados los errores o malentendidos, hay que reclamar a la comercializadora el importe y el arreglo de la disfunción. Normalmente, este trabajo supone tiempo, recursos y disponer de la necesaria información objetiva a arreglar.

Por tanto, es imprescindible tener la confianza total en la reclamación a realizar y en la información a trasladar. Una acción coordinada para la gestión de los suministros energéticos debe hacerse con precisión y rigurosidad

3. Definición del presupuesto energético

Año tras año, legislatura tras legislatura, el presupuesto municipal debe contener el gasto energético de las instalaciones municipales y las inversiones en materia de eficiencia energética. Las cifras para que los responsables políticos puedan aprobarlo, deben ser reales y contrastadas, tanto el coste anual pasado como las previsiones para los años siguientes.

Vale la pena realizar una simulación de compra-venta de energía, usando los indicadores del mercado OMIE-OMIP, para conseguir una proyección exacta y mejorada de la situación económica y energética del municipio.

4. Conocimiento de los costes por áreas funcionales

Para poder realizar un mínimo de gestión, hay que conocer cómo se repercute todo el gasto energético: en qué edificios, en qué departamentos o si es alumbrado público o dependencias municipales. Toda esta información hay que poder controlarla y medirla, para poder realizar el seguimiento de las diferentes actuaciones de eficiencia energética.

Automatizar todo este proceso y facilitar al máximo el trabajo de los técnicos, se puede conseguir con la Digitalización de la Contabilidad Energética y con herramientas como la nuestra que se pueden integrar en todo el ecosistema tecnológico de los municipios.

¿Echas de menos alguna parte de tu trabajo? ¡¡Explícanoslo!!

Más contenido sobre Eficiencia y Gestión Energética

Únete a nuestra comunidad