Nuevas tarifas de electricidad: puntos de recarga públicos para vehículos eléctricos

Ya hemos visto cómo afecta la nueva tarificación tanto para clientes con una potencia de menos de 15 kW, como para contratos que hagan uso de altas potencias. Pero, ¿dónde encaja en la ecuación la movilidad sostenible? ¿Puede ayudarnos a ahorrar en la factura de nuestro municipio? Además de los obvios beneficios medioambientales que nos brinda esta alternativa, la adopción de estos modelos de transporte sostenibles es una alternativa que todo gestor energético municipal debería plantearse, debido a las múltiples posibilidades que nos ofrece.

Para poder explorar esta opción con más profundidad, nos es necesario conocer de primera mano los cambios acontecidos con la nueva tarificación para la implementación de puntos de recarga públicos para vehículos eléctricos. De esta forma, sabremos cuál es la mejor forma de impulsar la transición energética en nuestro municipio, teniendo siempre en cuenta todos los detalles de la nueva normativa. Veámoslo.

¿De qué peajes disponen los puntos de recarga públicos?

La tarificación que ha entrado en vigor el 1 de junio cuenta con dos nuevos peajes para los puntos de recarga públicos de vehículos eléctricos. Dichos peajes se pueden aplicar exclusivamente para puntos de suministro con una tensión inferior a 30 kV y una potencia contratada superior a 15kW. Cabe recordar que los suministros de esta potencia cuentan con 6 periodos de tarificación, cuyo coste varía con respecto al mes y al día exacto en el cual se encuentren. Para acceder a los siguientes peajes, se deben cumplir dos condiciones: que el punto de recarga sea de acceso público y que sea de uso exclusivo para vehículos eléctricos. Si la segunda condición no se cumple, se aplicará una penalización de un 20% en su facturación.

Estos son los nuevos peajes introducidos:

  • El peaje 3.0TDVE aplica para puntos de suministro con una tensión inferior a 1 kV, y una potencia contratada superior a 15 kW en alguno de los 6 periodos horarios.
  • El peaje 6.1TDVE aplica para puntos de suministro con una tensión de entre 1 y 30 kV.

Ambos peajes deberán contar con potencias crecientes. Es decir, la potencia contratada en un periodo deberá ser igual o superior a la del siguiente (P1≤P2≤P3≤P4≤P5≤P6).

Por este motivo, la opción más interesante será contratar la mayor potencia para el periodo nocturno (0h a 8h). Dicho tramo horario es siempre el más económico, sin importar en cuál de los 5 tipos diferentes de días nos encontremos, ni en la temporada. Para ahorrar al máximo, este es definitivamente el mejor periodo horario para recargar los vehículos eléctricos.

Impulsar la transición energética de tu municipio a través de la implementación de vehículos eléctricos es una opción realmente interesante. No sólo por el cuidado medioambiental que ofrecen estas alternativas, si no por el gran ahorro que se puede producir. Además de eliminar (completa o parcialmente) la necesidad de gasto en combustible, sabiendo cuál es el periodo más económico para cargar dichos vehículos podremos economizar las facturas de nuestro municipio de forma notoria. A su vez, estaremos reduciendo eficazmente la contaminación local, debido al cese de emisiones de CO2 que comportan estos vehículos.

Todas estas iniciativas, junto con el trabajo que están llevando a cabo muchos ayuntamientos para abastecerse con energía 100% renovable, están marcando la diferencia a la hora de luchar contra el cambio climático desde los municipios.

Si deseas más información, o necesitas asesoramiento, puedes contar con nosotros. ¡Contáctanos!

Más contenido sobre Eficiencia y Gestión Energética

Únete a nuestra comunidad